Alfarería Raimundo Sánchez recomienda cocinar en cazuelas de barro

0
37

Las cazuelas de barro han sido desde siempre la base de todas las civilizaciones para cocinar alimentos. En Alfarería Raimundo Sánchez lo saben bien, y llevan desde 1926 fabricando todo tipo de menaje en barro para que los platos sepan a comida real.

El barro refractario con el que se fabrican las cazuelas es de alta calidad, puede soportar altas temperaturas, pudiendo llegar a soportar más de los 1100ºC. El material refractario cumple con una serie de requisitos, a parte de la capacidad de soportar altas temperaturas:

– Al ser un material poroso, deja solamente la humedad necesaria para cocer mejor la comida.

– Con las cazuelas de barro no se pegaran las recetas.

– Los alimentos cocinados en ellas se mantienen calientes mucho más tiempo.

Para la correcta utilización de las cazuelas de barro en los hogares, y para que su vida útil sea mucho más larga, se recomienda:

– Se pueden usar en vitrocerámica, aunque se recomienda el uso de un difusor para su mayor durabilidad, (no válido para inducción).

– También se pueden usar en todo tipo de hornos.

– En placas de gas, siempre y cuando se cocine con caldo en el fondo.

– Antes de su primera utilización, sumergir en agua unas horas en agua tibia.

– Controlar que se mantenga siempre líquido en su interior mientras se está utilizando, a excepción del horno, donde no será necesario.

– Para que el barro refractario no se resienta, calentar lentamente, hasta llegar a la temperatura deseada.

– Tener mucho cuidado con los golpes, sobre todo en caliente.

– Para su limpieza, la cazuela debe estar completamente fría, para evitar los cambios de temperatura bruscos.

– Evitar el uso de detergentes.

– Utilizar agua tibia.

Pues bien, como se puede ver, se pueden usar las cazuelas de barro en la cocina de el día a día, para cocinar de forma más saludable y recuperar sabores que se han perdido debido a la cocina rápida y platos preparados.

No hay que renunciar a comer bien y al auténtico sabor de la comida y volvamos a cocinar con los utensilios de barro, que como se ha podido ver, se adaptan perfectamente a las cocinas de los hogares.